Y no me refiero a la virgen, sino a la central nuclear de Santa María de Garoña. La que en estos momentos es la central nuclear más antigua del estado lleva un tiempo en los medios a cuenta de la prolongación de su actividad o no. Esta central, construida en 1970, tiene de momento licencia de actividad hasta el presente año. El informe previo del Consejo de Seguridad Nuclear ha dado el visto bueno a la continuación de la actividad de la central. Pero este informe es sólo vinculante en el caso de que sea negativo, con lo que la decisión final depende ahora en exclusiva del gobierno de Rodríguez Zapatero.
Es curioso que un informe de este tipo se realice solo en función de una evaluación técnica por parte de personas que son incondicionales defensores de la energía nuclear, y que evidentemente no han tenido en cuenta ninguno de los problemas que tiene esta central:
  • Los problemas de seguridad de esta central son innumerables y conocidos. Desde operaciones de riesgo que han supuesto la exposición del interior de la vasija de contención al ambiente, hasta problemas de fisuras de dicha vasija debido a la corrosión, o problemas con las barras de control
  • El problema con las barras de control merece mención aparte. Este es el único sistema de control real que tiene una central de este tipo. En caso de problemas graves en el núcleo, la única forma efectiva y rápida de parar la central es dejando caer las barras de control para que se pare la reacción. No hace demasiado tiempo han tenido un problema con estas barras… se quedaron bloqueadas, de manera que no las podían actuar…
  • La piscina de la central, donde se guarda el combustible guardado está bastante saturada, debido a todos los años de funcionamiento de la misma. Si continúa en operación más tiempo, la piscina se puede sobresaturar, lo que conlleva… una reacción nuclear espontánea en dicha piscina, casi nada!
Además de esto, hay que decir que el debate se ha centrado en exclusiva en torno a la necesidad o no de la energía nuclear, obviándose el problema real, que es la continuidad de una única central que ha cumplido su plazo de operación. De esta forma el debate ha consistido en definir si la energía nuclear en sí es reemplazable en nuestro sistema eléctrico, y no si los 460MW de Garoña se pueden substituir. Y en este caso la respuesta es rápida. La producción anual de Garoña supone menos de la mitad de las exportaciones eléctricas españolas.
Porque no podemos olvidar que España es exportador neto de electricidad… ese bulo que ha circulado durante años diciendo que consumimos electricidad producida por las nucleares francesas no deja de ser una manipulación de la información. La exportación real de electricidad española equivale a una central de 1 GW de potencia (tamaño medio de una central moderna) funcionando ininterrumpidamente. La manipulación proviene del hecho de que el balance en la frontera con Francia es de importación de energía, pero porque exportamos energía a Portugal.
Si centramos el debate en la importancia de la energía nuclear, es innegable que en nuestro sistema eléctrico actual, su aportación supone un 20% de la generación, pero está por debajo del 26% que supone el régimen especial (donde se incluyen las energías renovables y la cogeneración). Pero lo que hay que tener claro es que su peso es debido en exclusiva a una decisión política, que las situó en la base de la producción eléctrica. De este modo estas centrales tenían asegurada su funcionamiento de manera continua, y por lo tanto, su rentabilidad económica. Al mismo tiempo, la falta de apoyo que han recibido las tecnologías renovables durante tanto tiempo, ha supuesto que estemos retrasado con respecto a otros paises en su inclusión, aunque nos vamos poniendo rapidamente al mismo nivel. Aun así todavía no se entiende que el país europeo con mayor implantación de energía solar no esté en el meditarraneo… es Alemania!
Otro argumento en defensa de la energía nuclear es su bajo coste de producción. Pero no podemos olvidar que ese bajo coste va asociado a subvenciones a fondo perdido para la investigación nuclear (muy importantes y cuantiosas, por cierto) y al hecho de que estemos pagando con nuestra factura eléctrica el parón nuclear y la deficiente gestión de los residuos. Es evidente que este bajo coste de la energía nuclear proviene en gran medida de unas subvenciones encubiertas por parte de las autoridades, que es lo que se critica luego a las energías renovables.
Pero la mayor crítica que se puede hacer a esta tecnología es su evidente falta de seguridad, y el gran impacto que suponen los accidentes. Una tecnología que se basa en mantener algo al borde del descontrol, porque si no la reacción no funciona, peor que a nada que nos pasemos de ese borde la reacción en cadena es imparable, debería darnos mucho que pensar. Sobre todo porque los efectos en caso de accidente no son locales y a pequeña escala, sino que se hacen notar a escala global. No podemos olvidar la nuve radioactiva que se extendió a cuenta del accidente de Chernobil. Pero estamos hablando además de un sistema de producción eléctrica que es altamente contaminante. Por mucho que nos lo quieran hacer tragar, los neutrones de alta energía no son partículas que sean fáciles de para y aislar, se expanden a través de los materiales sin problemas, y no saben donde termina la central para quedarse quietecitos. Por no hablar de la escasa información que se da del estado real de estas centrales, y de los accidentes que suceden (no tenemos más que recordar lo que sucedió con la central de Ascó).
Esta central ha cumplido ya su tiempo de actividad, con lo que debería estar suficientemente amortizada (y si no, ha sido un problema de cálculo de sus promotores, con el que no tenemos que cargar el resto), y no existen compromisos adicionales adquiridos. Si le sumamos el hecho de lo insignificante que supone su aportación al sistema eléctrico, la conclusión es evidente…
hay que cerrar Garoña ya

Ya se que me ha quedado una entrada un poco larga, y más que la podría haber alargado, pero me parecía importante aclarar algunas informaciones.
Los datos de producción que he dado están sacados de Red Eléctrica Española, la operadora del sistema eléctrico. Son datos reales de producción, nada sospechosos.

About author View all posts Author website

Aitor Urresti

2 CommentsLeave a comment

Erantzunak / Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: