Hoy es el día de la eficiencia energética. En este espacio acostumbro a hablar bastante de las fuentes de energía, pero poco de incidir también sobre la otra cara de la energía: el consumo. El ahorro y la eficiencia energética tienen que ser claves también en la transición del sistema energético, porque el actual no es sólo insostenible por las fuentes de energía que usamos, sino también por el nivel de consumo y su aumento desmedido y continuado a nivel mundial.

Tal vez sepáis que estoy trabajando una tesis doctoral relacionada sobre todo con la eficiencia energética en la edificación, un sector con bastante carga de consumo. Para hablar por lo tanto de este día, os pongo aquí parte de la introducción de la misma:

El futuro energético no se tiene que basar en exclusiva en un cambio de las fuentes de energía, sino que es necesario incidir también desde la parte de consumo, con una reducción del mismo, al tiempo que se aplican medidas de eficiencia energética. La IEA, en su último estudio sobre perspectivas de la energía, aporta algunas claves interesantes:

  • El aumento del consumo de electricidad de los países emergentes va a suponer un aumento del 70 % de la demanda de energía a nivel mundial, suponiendo las energías renovables la mitad de dicho aumento.
  • El aumento de la eficiencia energética puede suponer un retraso de 3 años en el punto de no retorno del cambio climático (El punto de no retorno se considera aquel en el que las emisiones totales de gases de efecto invernadero han provocado un aumento de temperatura media de 2ºC a nivel mundial. Esta condición requiere que la concentración de dichos gases en la atmósfera no supere los 450 ppm).
  • El sector de vivienda todavía sólo ha desarrollado un 20% de la capacidad de ahorro y eficiencia energética disponible. El sector de vivienda consume el 35.57% de la energía a nivel mundial, y el 28.7% en España.

La gran capacidad de ahorro y eficiencia energética disponible en el sector de edificación, unido a su importante peso en el consumo energético total, lo convierte en un objetivo claro de la investigación en nuevas medidas de mejora. Las propuestas de mejora no se deberían enfocar en exclusiva en la nueva edificación, sector que ha experimentado una notable deceleración en los últimos años, sino sobre todo en medidas de rehabilitación de edificios ya construidos.

El sector de la rehabilitación eficiente de edificios es un sector económicamente emergente, que puede generar importantes beneficios económicos. Los beneficios vienen por un lado por la reactivación de un sector como el de la construcción, que en la actualidad está en franco declive, pudiendose generar nuevos empleos, como por el ahorro de energía que se puede obtener.

About author View all posts Author website

Aitor Urresti

Erantzunak / Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: