hiriko coche electrico electric car

Llevo una temporada dándole vueltas en la cabeza a escribir sobre este tema. Parece que los coches eléctricos se han convertido en el último elemento de moda en lo que a sostenibilidad (esa palabra tan moderna y muchas veces tan vacía) se refiere. No en vano, el transporte supone un 31% del consumo total de energía de la UE (un 33% en la CAV), y en la actualidad depende casi en exclusiva de combustibles fósiles, contaminantes y con reservas menguantes. Es verdad que habrá quien diga que los biocombustibles están ahí, como promesa de futuro, pero cada vez se ven mayores problemas para abastecer todo el consumo requerido sin afectar a la producción de alimentos.
El gobierno vasco ha firmado recientemente un acuerdo para impulsar el proyecto de un coche eléctrico, el prototipo Hiriko, diseñado en el MIT y cuyo proyecto de fabricación lo lidera Epsilon Euskadi.
En los últimos tiempos se nos está vendiendo el coche eléctrico como la panacea para la introducción de las energías renovables de manera masiva y definitiva, como apuesta de futuro, al punto de llamarsele en la prensa como el coche verde. ¿Pero es realmente esto así? ¿Supone una ventaja para las renovables la entrada de este tipo de vehículos? La verdad es que yo no tengo respuestas claras, pero sí que unas cuantas intuiciones que me generan algunas dudas respecto a la bondad de esta propuesta.
En concreto hay varios factores en los que me parece que hay claroscuros, que deben ser analizados en mayor profundidad:
Por eso en los próximos días pienso ir desgranando estos aspectos y tal vez alguno adicional en nuevas entradas de este blog.

About author View all posts Author website

Aitor Urresti

Erantzunak / Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: