Estos días, a cuenta de la subasta de electricidad de diciembre, su posterior anulación, y la campaña publicitaria de Iberdrola y Endesa en la prensa, he notado que existe un gran desconocimiento sobre nuestro sistema eléctrica, y sobre todos los agentes y escenarios que lo conforman: generación, transporte, distribución, comercialización, mercado diario, subasta CESUR, déficit de tarifa, primas a la generación… hay muchos agentes y nombres que nos pueden resultar ligeramente familiares (muchos días nos llegan noticias sobre ellos), pero que al mismo tiempo no sabemos lo que esconden detrás. Vamos a ver si en una serie de entradas logro explicar con sencillez el gran enredo que se esconde en nuestro sistema eléctrico.

Para empezar, voy a explicar cómo está dividido nuestro sistema eléctrico en la actualidad. El mercado eléctrico está dividido en cuatro grandes actividades:

Fuente: Gesternova

Fuente: Gesternova

  • Generación: aquí están todas las centrales que generan electricidad, sean de la tecnología que sean. Se dividen en dos grandes categorías:
    • Régimen ordinario: incluyen las centrales convencionales: nuclear, gran hidráulica, carbón, fuel y gas natural
    • Régimen especial: incluye a las renovables (excepto la gran hidraúlica) y la cogeneración de gran eficiencia.
  • Transporte: son las líneas de alta tensión que conectan las centrales con las zonas de consumo. Se trata de un monopolio, gestionado por Red Eléctrica Española, empresa inicialmente pública que en la actualidad se encuentra privatizada en un 80%177 - distribuidoras electricas en España
  • Distribución: Es la red de distribución de electricidad a los consumidores. El cable que nos llega hasta casa. La red de distribución se encuentra también en situación de monopolio zonal, siendo distintas empresas las que gestionan en exclusividad la red en cada zona. Se puede ver la distribución en la imagen de la derecha.
  • Comercialización: Son las empresas que nos venden la luz directamente. Hacen de intermediarios entre consumidores y generadores, y nos facturan la luz

Desde la liberalización del mercado eléctrico, los agentes que trabajan en una de estas actividades, no pueden trabajar en el resto. Esto es, si una empresa se dedica a generar electricidad, no puede al mismo tiempo distribuirla y comercializarla, con el fin de mejorar la competitividad del mercado. Entonces, ¿cómo es que Iberdrola tiene centrales, redes de distribución y nos comercializa la electricidad? Como tantas otras veces, hecha la ley, hecha la trampa. En cuanto se obligó a las empresas a dedicarse en exclusividad a una de las actividades, estas se dividieron internamente en empresas distintas. Así tenemos Iberdrola Generación, Iberdrola Distribución e Iberdrola Comercializadora.

El mercado eléctrico está en la actualidad en estado de oligopolio, en el que cinco grandes empresas, asociadas en la patronal UNESA, controlan el 80% de la generación, y el 90% de la comercialización. Estas empresas son las mismas que controlan los monopolios zonales de distribución, esto es, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, Endesa, EDP y EON. Estas empresas, debido a su gran tamaño, son quienes controlan los precios de mercado de compra de electricidad, y al mismo tiempo gestionan su venta, con lo que tienen una posición de fuerza notable en el sector eléctrico.

Hasta aquí la primera entrada sobre el sistema eléctrico y su configuración, ¿alguna pregunta? En la siguiente entrada hablo del mercado eléctrico, y de la forma en la que se fijan los precios de la electricidad.

About author View all posts Author website

Aitor Urresti

7 CommentsLeave a comment

Erantzunak / Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: