A veces, en el día a día de trabajo de la mesa de Euskadi, se me olvidan los motivos por los que me metí en esto, lo que me impulsó a dar un paso adelante y lanzarme a trabajar por EQUO Euskadi, para fortalecer este proyecto nuevo e ilusionante. Lo hice porque creo en lo que significa, porque se que puede ser una buena alternativa en la política de Euskadi, porque se que se nos necesita… pero sobre todo porque me ilusiona, me apasiona, y se que tengo mucho que aportar al proyecto.

Por desgracia, ha llegado el momento de dar un paso atrás. Los últimos meses el trabajo en la mesa de Euskadi ha sido extenuante. El peso de la mesa lo hemos estado llevando prácticamente entre dos personas, y esto me ha pasado factura. He llegado a mi límite físico y sicológico.

En este punto además se me ha cruzado mi propia situación profesional. Como personal interino, estoy obligado a terminar la tesis doctoral, una tesis que además me pesa mucho desde hace tiempo. No puedo seguir retrasándola, es hora de centrarme en terminar de escribirla.

Por todo esto, he tomado la decisión de dejar la mesa de coordinación de Euskadi, y mi labor como co-portavoz de la misma. La situación actual de la mesa se ha convertido en insostenible para mi. He decidido por lo tanto enfocar mis escasas energías en los lugares en los que creo que son más necesarias, el grupo de Energía y Cambio Climático, y la plataforma FrackingEz Bizkaia. Es el momento de dejar espacio para que otras personas de EQUO Euskadi sigan construyendo este gran proyecto.

Reconozco que tendría que haber tomado esta decisión hace algún tiempo, pero me ha podido la responsabilidad de dejar el proyecto empantanado a mitad de camino. Me había marcado como objetivo llegar hasta el congreso de Euskadi. No ha sido posible.

Las últimas semanas han sido duras, pero a pesar de ello, tengo que confesar que sigo profundamente convencido de que mi lugar está en EQUO, que tenemos un gran proyecto para construir, y seguiré haciéndolo. Por eso mismo doy un paso atrás, para recuperar la ilusión inicial, y volver a sentir lo que dice la carta de Camberra, en su punto final:

Nos apoyaremos unos a otros personal y políticamente con amistad, optimismo y buen humor, sin olvidarnos nosotros mismos de disfrutar en el proceso! (Carta de Camberra, los Verdes del Mundo)

About author View all posts Author website

Aitor Urresti

2 CommentsLeave a comment

Erantzunak / Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: