Sin duda estos días habremos visto unos cuantos gráficos y análisis del número de votos que le cuesta a cada partido obtener un escaño. Las diferencias entre unos y otros partidos son más que escandalosas.

Este injusto reparto de escaños provoca situaciones como las que recoge el gráfico que acompaña esta entrada, en donde podemos ver cómo el PP habiendo conseguido sólo el 46% de los votos emitidos (en el círculo interior) cuenta con una mayoría más que holgada. Es más, si contabilizamos además la abstención que se ha producido en estas elecciones, el porcentaje de apoyo del partido mayoritario no alcanza el 32% de los votos posibles.

Por esto mismo cada vez parece más urgente una modificación de la ley electoral que consiga un reparto justo de los escaños, más acorde con la voluntad ciudadana. Esto mismo es lo que reivindicamos los partidos extraparlamentarios. PUM+J, Escaños en Blanco y EQUO nos hemos querido movilizar para exigir de una vez una reforma de la ley electoral para que esta cumpla con los criterios de igualdad y pluralidad que se debería regir. Para ello se ha habilitado la página web Cambia la Ley.

El actual sistema de reparto parlamentario fue establecido durante la transición, en un momento en que se veía la necesidad de tener gobiernos fuertes, que dieran estabilidad al país. Por ello se eligió la ley D´Hont como sistema de reparto, ya que este sistema sobrerrepresenta a los partidos mayoritarios. Además se marcaron porcentajes mínimos para tener representación parlamentaria, para reducir el afloramiento de pequeños partidos.

La situación actual es bien distinta. En estos momentos se ha comprobado que los gobiernos con mayoría absoluta son bastante perjudiciales para la salud democrática, y la pluralidad política es percibida como una oportunidad. Es el momento de plantearse otro sistema de reparto de escaños. En EQUO optamos por la ley de Hare, mucho más proporcional, la reasignación del número de escaños por circunscripción, y el establecimiento de un colegio de restos a nivel estatal. De esta forma se conseguiría mantener una distribución territorial (cosa que no se iba a conseguir con una circunscripción electoral única), con un reparto mucho más proporcional.

About author View all posts Author website

Aitor Urresti

Erantzunak / Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: