El obispo de Cartagena ha decidido organizar brigadas de jóvenes para que patrullen por las calles y defiendan la fe católica. Se puede leer la noticia aquí. Estupefacto estoy todavía, o más aun, muerto de miedo.
Según este obispo, quiere promover «la virginidad hasta el matrimonio o el rechazo al condón y al matrimonio homosexual». Hay que recordar que este obispo no es otro que Juan Antonio Reig Pla, anterior obispo de Segorbe-Castellón, que ha llenado páginas de información debido a su cargo como director de la subcomisión Episcopal de Familia y Vida. Es evidente que la mayoría de la jerarquía española todavía no se siente cómoda en una sociedad democrática y plural como la nuestra, y piensan que todavía están en tiempos del abuelo, en los que la moral única era impuesta por las brigadas callejeras y por leyes de peligrosidad social.
Esta idea me trae a la memoria anteriores campañas de limpieza de inmoralidades, que normalmente han derivado en palizas o incluso en la caza del maricón. Porque seamos sinceros, cuál creemos que va a ser el objetivo número uno de estos defensores de la moral? Pues intuyo por desgracia que los de siempre…
A este paso, lo mismo me termino pasando al Pastafarismo, y adorando al Espagueti Volador…
Escuchando: Hil da Jainkoa de PiLT

About author View all posts Author website

Aitor Urresti

Erantzunak / Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: