La energía se ha convertido en uno de los bienes básicos de nuestra sociedad, y de forma más o menos indirecta, el consumo de energía se ha convertido en seña de progreso y muestra de nivel adquisitivo. Los coches más lujosos, la sobreacumulación de aparatos electrónicos, los viajes a lugares exóticos… todo ello son al mismo tiempo indicadores de nivel social, poder adquisitivo, y voraces consumidores de energía.

Pero, ¿existe realmente una relación directa entre bienestar social y consumo de energía? O dicho de otra forma, para vivir bien, ¿tengo que mantener cierto nivel de consumo de energía? En esto, como en muchas otras cosas, hay que decir que sí, pero no. Vamos a ver por qué. 

La mayor pega que nos encontramos al intentar responder a esta pregunta es la forma en la que podríamos medir el bienestar. La energía es fácil de medir, sabemos en qué unidades hacerlo(1), y cómo cuantificarla. Pero, ¿cómo medir el bienestar? Aquí es donde empieza el dilema.

La forma más extendida de medir la riqueza de un país es el Producto Interior Bruto, o PIB. Nos lo han metido hasta en al sopa los últimos años, a cuenta de la crisis, y parece que este numerito, y sobre todo su aumento, es lo que define el futuro de la ciudadanía y de los servicios públicos(2). El PIB es una medición del valor de los bienes y servicios producidos por un país. Pues bien, si analizamos el consumo de cada país, en relación con el PIB por habitante, obtenemos un gráfico como el siguiente:

EnergiaPIBEn este gráfico está representado para varios países el consumo de energía por habitante en el eje vertical, de forma que cuanto más arriba aparece un país, mayor consumo de energía tiene. En el eje horizontal, aparece el PIB por habitante, así que cuanto más a la derecha aparece el país, mayor «riqueza». Como se puede apreciar, parece que existe una relación bastante clara entre el consumo de energía y el PIB de un país, con lo que podríamos decir que cuánto más produce un país (su PIB), más consumo de energía tiene.

Pero el PIB como indicador de la riqueza es un indicador muy limitado. Para empezar porque contabiliza toda la riqueza del planeta, sin hablar de la distribución de la misma. Así puede tener un PIB elevado un país en el que la gran mayoría de medios estén en manos de una pequeña parte de la ciudadanía, y el resto esté sumida en la pobreza. ¿Es ese país realmente rico? Además, el PIB contabiliza de igual forma todos los medios de producción, con lo que la industria armamentística tiene el mismo peso que la agricultura ecológica, o limpiar una playa contaminada, la prostitución y las drogas, pueden provocar una mejora del PIB. Curiosamente incluye la prostitución, pero no incluye el invisivilizado trabajo de cuidados. Evidentemente, el PIB mide lo que mide, pero para nada es un reflejo ni de la riqueza de un país, ni del bienestar de la ciudadanía.

Esta limitación del PIB para medir el bienestar real de la población ha provocado que se vayan buscando nuevos índices para evaluar el funcionamiento de las distintas economías: el PIB Verde, que añade también los daños ambientales, el Índice de Progreso Genuino o IPG que además de consideraciones ambientales incluye el capital humano y social, o el Índice de Desarrollo Humano o IDH.

El IDH es un indicador creado por el PNUD, órgano de Naciones Unidas para el Desarrollo, y que mide de forma conjunta la esperanza de vida saludable, la educación, y el PIB. De esta forma, se corrige el PIB incluyendo indicadores reales del bienestar de la población, y da una mejor idea de la forma de vida de la ciudadanía.

Pues bien, si representamos ahora el consumo de energía con el IDH, encontramos una situación bien distinta:

hdi

En este caso, la energía aparece en el eje horizontal, con lo que a mayor consumo de energía, más a la derecha estará el país, y en el vertical está el IDH, con lo que cuanto más arriba aparece el país, mayor desarrollo humano. Como se puede observar, a mayor consumo, más IDH. Pero en este caso, también se ve que a partir de cierta consumo, el IDH apenas varía. Entre Japón y USA apenas hay variación de IDH, pero el consumo de USA es el doble!

Así que si bien es cierto que el consumo de energía tiene relación con el bienestar de la ciudadanía, este efecto va desapareciendo en cuanto se alcanza cierto nivel de desarrollo, a partir del cual es posible tener un grado de bienestar importante, manteniendo un consumo de energía bajo.

—————————————————————————-

(1) La unidad básica de medición de energía es el Julio [J], aunque también se suele usar el kilowatio-hora [kWh], o para cantidades grandes (como el consumo de un país) se utiliza la tonelada equivalente de petróleo (tep o toe en inglés).
1 kWh = 3600000 J
1 tep = 41868000000 J

(2) Esta importancia que se da al PIB se basa en el espejismo de la economía clásica de que es posible y deseable el crecimiento continuo de la economía, olvidando que estamos en un planeta que tiene límites que no pueden ser rebasado. Las continuas crisis que sufren las economías capitalistas a lo largo de la historia muestran normalmente estos límites, como pueden ser la escasez o el agotamiento de recursos naturales, la especulación sobre bienes escasos, etc.

About author View all posts Author website

Aitor Urresti

2 CommentsLeave a comment

  • La energia NO se consume, se transforma hasta que deja de estar disponible. Lo que se consume son los materiales fosiles y nucleares que para liberar la energia deben quemarse o fisionarse. La energia del Sol, el Viento, el aigua, etc., NO se consume, pues son flujos, inagotables a escala humana.

    • Es una forma de verlo. Para mi, si la energía es la capacidad de producir cambios, y la usa hasta que pierde la capacidad de generarlos, yo a eso lo llamo consumir. Ha perdido su función.
      Lo mismo sucede con los materiales. Si nos ponemos estrictos y usamos tu argumentación, tampoco el consumo de materiales sería un consumo, porque no hacemos desaparecer los átomos que los componen, sólo transformamos su organización…

Erantzunak / Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: