Candidatas Irabazi

Estos últimos días hemos culminado el proceso de confluencia en Bizkaia, entre EQUO, Ezker Anitza, Alternativa Republicana e independientes, bajo el nombre Irabazi Bizkaia. Un proceso que empezó hace meses, y que aunque ha sido largo, nos ha dado grandes lecciones.

En este tiempo hemos aprendido que llegar a acuerdos no siempre es fácil. Que dos no se juntan si uno no quiere, pero que sobre todo, si hay voluntad real, las diferencias se dejan a un lado y se confluye. Y esto es lo que hemos conseguido para Bizkaia. Hemos sabido dejar a un lado la vieja costumbre de construir sobre las líneas rojas, sobre lo que nos divide, para construir redes de confianza basadas en las líneas verdes, sobre lo que nos une. Pero sobre todo, hemos sabido escuchar lo que nos pedía la ciudadanía: la unidad de la izquierda alternativa y ecologista. Hemos asumido con responsabilidad ese reto, y hemos creado Irabazi, como iniciativa social y política.

Irabazi Bizkaia es un proyecto que nace de escuchar las inquietudes de la ciudadanía. Pero es un proyecto que quiere ir más allá, y lejos de quedarse en las preocupaciones y en el malestar, es un proyecto que también ha escuchado los sueños y las ilusiones de la gente. Es un proyecto que sobre todo nace de soñar la Bizkaia que queremos.

Sabemos que la situación actual en el territorio no es nada buena. La crisis tal vez haya llegado más tarde que a otros territorios, pero ha llegado, y no hay señales evidentes de recuperación. El modelo social y económico de Bizkaia está agotado. Desde las instituciones se ha optado por ayudar a grandes empresas como Iberdrola o Petronor, o por realizar grandes infraestructuras que posteriormente quedan desiertas, como la Supersur. La política de residuos sigue la estrategia del avestruz, que no es otra que contentarse con la pésima apuesta actual por la incineración y los vertederos, y no mirar a futuro y plantearse qué vamos a hacer dentro de 5 años. La política energética está claramente ausente de la agenda, y en una situación de descontrol total, tenemos el territorio bajo la amenaza del fracking, de las prospecciones de gas frente a la costa, y una aportación de renovables que es menos de la mitad que la media del estado. Y por si esto fuera poco, tenemos los pelotazos urbanísticos, alguno de los cuales por suerte hemos conseguido detener, y la privatización de Kutxabank. Una política en definitiva que se podría resumir como la política del jauntxo, la política del señorito, que queda perfectamente personificada en la actitud de Jose Luis Bilbao al frente de la Diputación en la última década.

Queremos darle la vuelta a esta situación. Para empezar, tenemos que darle la vuelta a las políticas, ir más allá de la obsesión actual de poner la política al servicio del PIB, y poner a las personas en el centro, hacer que política y economía este al servicio de la gente. Tanto las personas que habitamos hoy en Bizkaia, como las del resto del mundo, y las generaciones futuras, sin olvidarnos del resto de seres con los que convivimos. Soñemos una Bizkaia en la que todas las personas puedan vivir con dignidad, respetando los límites del planeta, para que no hipotequemos el futuro de las nuevas generaciones. Por eso, tenemos que optar por el buen vivir, recuperando la felicidad, defendiendo la alegría. Hagamos que la ciudadanía tome las riendas, haciendo política desde la gente, para la gente. En definitiva, cambiemos el presente para ganar el futuro. Irabazi Bizkaia!

About author View all posts Author website

Aitor Urresti

Erantzunak / Comentarios

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: